Cada vez que se dialoga sobre política pública en el país, pienso en la alegoría de la Caverna de Platón. En este mito, las personas desarrollan su conocimiento y entendimiento del mundo que les rodea a partir del área de la cueva en que se encontraban. Por ejemplo, aquellos más adentrados y que recibían poca iluminación, tenían bajos niveles de comprensión de lo que les rodeaba. Sin embargo, mientras más cercano a la entrada, tenían mayor iluminación y razonamiento de su entorno. Esta alegoría hace una excelente referencia, no solo al proceso de la continua búsqueda del saber, sino a las implicaciones que éste tiene sobre nuestras vidas. Por tanto, siguiendo la línea de la alegoría de la caverna y las medidas de política pública recientes (entiéndase en los últimos años), hablemos sobre las bolsas plásticas en Puerto Rico.

El tema de las fundas plásticas no reusables no es uno nuevo, ya que diferentes municipios habían tomado alguna posición mediante ordenanzas ante la regulación de las mismas. Sin embargo, el hecho que nuestra entidad gubernamental tomara alguna posición sobre éste, ha trastocado personas, comercios y nuestro ambiente. Comenzamos el 29 de diciembre de 2015 cuando se aprueba la Ley 247 de 2015, mejor conocida como la Ley para la Promoción de     Bolsas Reusables y la Reglamentación de uso de Bolsas Plásticas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, por parte del representante José Báez Rivera. Ésta, dispone como política pública, que, a partir del 30 de diciembre de 2016, se elimina y prohíbe el uso de bolsas plásticas desechables para propósitos de acarreo de materiales en establecimientos públicos. También, identifica como bolsa plástica a “tipo de empaque flexible, principalmente hecho de plástico (polietileno de alta densidad), que se utiliza para contener y transportar artículos, provisto por un establecimiento comercial a un consumidor en un punto de venta y que no está diseñada para ser reutilizada. (Autoridad de Desperdicios Sólidos, Material Educativo Bolsas Reusables).

De acuerdo a Adriana González del Sierra Club, se “genera 200 toneladas de desperdicio… en Puerto Rico.”  Por tanto, se desea, mediante la ley, diseñar un cambio cultural en cuanto a nuestra forma de manejar desechos e impulsar el reciclaje de un producto. Para esto, la ley identifica alternativas para que los comercios y el público en general, pueda acarrear sus productos y reducir el impacto ambiental de las fundas no reusables.

Lamentablemente, a pocos meses de entrar en vigor, ya se ha creado un ambiente de incertidumbre en cuanto al futuro de esta medida. En especial cuando el Representante Nelson del Valle desea implementar una nueva ley para la derogación del estatuto que entró en vigor en diciembre. Esto crea incertidumbre en todo el ecosistema comercial y ambiental, ya que no se brinda el tiempo necesario para que las personas puedan acostumbrarse al cambio de bolsas reusables. Esto afecta a los comercios debido a que deben readquirir un producto que habían eliminado de su inventario y al medio ambiente, con la contaminación que continuará generando éstas.

Por las razones antes expuesta, se crea una nueva historia puertorriqueña: La bolsa, la ley y la caverna. Explorando la naturaleza de nuestra educación o la falta de ella, en relación a nuestro impacto en el medio ambiente:

Imagine una especie de bolsa cavernosa, provista de una entrada, abierta a la luz que se extiende a lo ancho de ésta. En ella, unos puertorriqueños que están allí desde niños. Siempre, atados por las piernas por plásticos rotos de fundas no reusables, de modo que lo único que han experimentado en sus vidas es el uso del plástico. Detrás de ellos, montañas de bolsas plásticas les mantenían quietos, de modo tal, que solo podían mirar hacia el frente. A espalda de ellos, luz de un plano superior ilumina un pequeño camino en lo alto, con una pared. A lo largo de la pared unos hombres que transportan todo tipo de plástico, de todos los tamaños. Algunos murmuraban sobre lo más o menos que estaban en sus días, otros callaban en su recorrido de la pared. Aquellos allí sentados, nunca habían visto nada, por excepción de las sombras proyectadas por la luz de aquellos que recorrían la pared. Por tanto, no creían nada real por excepción de las sombras en la pared.

Un día, José Báez Rivera, desciende ante la caverna y, con el proyecto de Ley 247, procede a liberar aquellos puertorriqueños de sus amarres. Entonces, las personas se ven forzadas a voltear su cuello y caminar. Mirar la luz y sentir dolor. A principio les cuesta ver aquellas personas que producían las sombras. Pero poco a poco se ajustan sus ojos y observan a los mercaderes de fundas plásticas no reusables y a otros puertorriqueños, que habían convertido a la cueva en un vertedero clandestino. Se les obligó a preguntar por el plástico, las bolsas no reusables y todo aquello que antes daban por único. Entonces, se abrieron sus ojos y gozaron de una visión más verdadera, de la que antes daban por realidad.

De ahí se les obliga continuar por la pared de plástico y se les arrastra a las afueras, a contemplar la luz del sol. Allí se fijan en quienes los gobiernan, del reciclaje, de las alternativas de manejo de desperdicios sólidos. Y recordarán de sus días en la cavernosa bolsa y de los compañeros que se negaron salir. Será más feliz, que cuando estuvo en la bolsa. Les compadecerían a otros, quienes aún con la idea de la bolsa, desean regresar a la caverna, a su mundo de plástico. A aquellos, que desean mediante política pública, regresar a la ignorancia de aquella prisión. O aquellos que roban canastas de comercios, para así no utilizar aquellas fundas reusables, nuevas y extrañas. Pues el cambio le parecerá bueno y a aquel infierno de plástico no querrá volver.

En fin, todo cambio siempre será recibido con resistencia. No ha pasado un tiempo determinado para tomar decisiones en cuanto a una ley que simboliza un cambio de cultura. La receta para este mal es el tiempo, pues, es éste quien al fin tendrá la razón en cuanto a si el cambio fue bueno o no.

Referencias:

http://www.webdianoia.com/platon/textos/platon_caverna.htm

http://www.ecoportal.net/Temas-Especiales/Contaminacion

http://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/organizacioneshacenllamadoalegislaturatrasincertidumbreconbolsas-2288993/

http://www.primerahora.com/noticias/gobierno-politica/nota/representantepnpquierequevuelvanlasbolsasplasticas-1204880/

http://www.ads.pr.gov/files/2016/04/Material-Educativo-Bolsas-Reusables-sin-logos-1.pdf

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s