La propiedad, es considerado como uno de los activos principales de las familias promedio, siendo este “el constituyente de mayor participación en su riqueza”. Sin embargo, el acceso y la retención de este inmueble ha sido uno de los retos que ha enfrentado los puertorriqueños en años recientes. Este dilema da comienzos en tres eventos disruptores que han desestabilizado el mercado, no solo hipotecario, pero el económico. Éstos se centran en la crisis fiscal de Puerto Rico, la disminución de acceso en el crédito local por medio de cierres de bancos comerciales y el impacto de la burbuja inmobiliaria a nivel nacional. Ésta última es de gran importancia al momento de enfrentar un análisis de la situación, ya que ha tenido un impacto en las economías globales y locales.

La crisis fiscal en Puerto Rico es un evento cuyas ramificaciones se viven hoy día. El punto focal de ésta, se remonta al 2006, donde el Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico sufre un cierre parcial por falta de liquidez de fondos. Sin embargo, los problemas que llevaron a la misma se experimentaron desde mucho antes y se agravaron mediante la eliminación de medidas como la Sección 936 del Código de Rentas Internas (enfocada en la atracción de inversión de capital a la Isla, apoyando el crecimiento bancario local) y el uso desmedido de fondos monetarios adquiridos por medio de emisión de bonos (deuda) a inversionistas. Estos patrones dieron paso a que el Producto Interno Bruto de la isla continuara en descenso a partir del 2006 en adelante.

Esta crisis gubernamental se exacerba al sumarse una reducción en la oferta de crédito local en la última década por parte de las instituciones de banca comercial. Éstas se pueden observar mediante cierres de bancos en la Isla, uniones y/o venta de sus activos/absorción de deuda por parte de otras instituciones financieras. Un ejemplo de esto ha sido el reciente cierre por parte de Doral Bank, cuyos nuevos dueños pasaron a ser Banco Popular de Puerto Rico (BPPR), First Bank, J. C. Flowers III L. P. y Centennial Bank. Otras compañías como Westernbank, Eurobank y R. G. Premier Bank fueron absorbidas por parte de Banco Popular, Oriental Bank y Scotiabank, gracias a la colaboración del FDIC. Otras instituciones como por ejemplo Banco Bilbao y Vizcalla Argentaria fueron simplemente vendidas a Oriental Bank para concentrarse en otros mercados. Esto ha cambiado el panorama para las instituciones restantes y ha provocado que se observe en el público un nivel menor de confianza ante las instituciones bancarias y financieras. Algunas de estas, sucumbieron ante faltas con la Reserva Federal/FDIC, al sumarse a la crisis fiscal local la debacle de la burbuja inmobiliaria estadounidense.

El actual mercado hipotecario en Puerto Rico se ve afectado por medidas impuestas por la administración del expresidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama. Estas han sido producto de la ausencia de confianza que hubo en el mercado, luego de del impacto en los mercados globales y locales de la crisis hipotecaria en 2007-2008. La imposición de estas medidas proviene de la creación del Consumer Financial Protection Bureau (CFPB, por sus siglas en inglés) y se suman en dos medidas: el Ability to Repay and Qualified Mortgage Standards (Regulación Z) dentro del Truth in Lending Act (TILA, por sus siglas en inglés) y el Dodd Frank Act. Estas medidas buscan que: a) la información proveída sea real y comprobable, y b) que el cliente posea la habilidad de repago mediante un análisis más cercano de sus niveles de ingreso vs. endeudamiento. En el caso de Puerto Rico esto resulta un problema por los altos costos asumidos por inflación local (movida por el consumismo) y los bajos niveles de ingreso ($19,518 promedio por persona), haciendo dificil la pre-cualificación a un préstamo de tanta cantidead. En especial cuando el nivel de ingreso del puertorriqueño es tildado como uno de vivir de cheque en cheque.

Debemos como sociedad a comenzar a enderezar alas finanzas de nuesgtro país, fomentar la participación laboral y controlar el consumerismo desmedido que está acabando con nuestro mercado. Como familias, debemos tener en cuenta estos detalles y la planificación monetaria para la adquisición de un hogar, para nuestro futuro.

http://cicia.uprrp.edu/publicaciones/Papers/OCIF/Aponte-Credito_Hipotecario_Residencial.pdf

http://www.voanoticias.com/a/article-2006-05-02-voa9/71666.html

http://www.enciclopediapr.org/esp/article.cfm?ref=13071108&page=2

http://www.primerahora.com/noticias/gobierno-politica/nota/lacrisisfiscaldepuertoricoenarrozyhabichuelas-1152413/

http://www.elnuevodia.com/negocios/finanzas/nota/losnuevosduenosdedoralbank-2013457/

https://www.fdic.gov/bank/individual/failed/banklist.html

http://www.wapa.tv/noticias/locales/cambian-de-dueno-tres-bancos-locales_20100430165441.html

http://www.primerahora.com/noticias/puerto-rico/nota/orientaladquiereabbvapuertorico-663761/

http://www.theatlantic.com/magazine/archive/2013/01/whats-inside-americas-banks/309196/

Clark, K. (2010). “The story behind the Mortgage and Housing Meltdown: The Legacy of Greed”. Author House Editor.

http://www.consumerfinance.gov/regulations/ability-to-repay-and-qualified-mortgage-standards-under-the-truth-in-lending-act-regulation-z/

http://www.census.gov/newsroom/press-releases/2014/cb14-17.html

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s